Es una de las fiestas más tradicionales de Cataluña. Se celebra el día de Todos los Santos, (1 de noviembre). Año tras año, y desde hace siglos, aparece La Castañera acompañada de castañas, como no podía ser de otra forma. Pero durante este día, también se comen otros productos típicos de la estación otoñal. ¿Quieres descubrirlos?

¿De dónde viene La Castañada?

En la vigilia de Todos los Santos, se escuchaban las campanas que tocaban a muertos durante toda la noche. Al parecer, la gente del pueblo ayudaba a los campaneros durante esta tarea y todos juntos, ingerían castañas y otros productos propios de la estación.

Otra de las versiones que intenta esclarecer el origen de La Castañada se remonta al siglo XVIII. Tras el entierro, la familia del difunto organizaba un comida en la que se ingerían legumbres y frutas secas. También se torraban castañas y a su vez se rezaba el rosario para los difuntos de la familia. Todo con un significado especial, el de rendir homenaje a los difuntos.

Sea como fuere, la tradición de comer castañas se ha mantenido. Algunos la viven con especial ilusión, por ejemplo desde los colegios, donde los pequeños esperan impacientes la llegada de La Castañera, esa mujer de avanzada edad, que se cubría la cabeza con un pañuelo y que vendía castañas en la calle.

¿Qué se come en La Castañada?

  • Castañas: El fruto seco que más protagonismo tiene durante este día. Lo más común es consumirlas asadas. Contiene muy pocas calorías,  cantidades elevadas de vitaminas del grupo B,  y minerales. Se recomiendan para casos de anemia y mujeres lactantes así como para reducir la hipertensión.
  • Panellets: Son el bocado más dulce de esta tradición. Son un producto muy popular, que ya en el siglo XVIII se ingerían en las celebraciones religiosas. Su masa está hecha de azúcar, huevo, almendra molida y ralladura de limón; y se cubre de una capa de piñones. Esta es la receta más tradicional pero cada vez hay panellets más exquisitos que sorprenden el paladar.  ¿Cuáles son tus preferidos?
  • Buñuelos: Muy cerca de los anteriores, los buñuelos de viento también se preparan durante estos días. Es otro de los dulces con más historia que se siguen mantiendo. Si los habéis probado, entenderéis porqué.
  • Boniatos: Más dulces que las patatas aunque con un aspecto similar, también están presentes durante esta festividad. Se pueden comer fritos, hervidos, al horno o en deliciosas cremas.
  • Moscatel: Si hay comida típica, también hay bebida para hacer el acompañamiento. Procede de la uva moscatel y se trata de un vino con sabor semidulce.

El frío, el olor a castañas asadas, las colas en la pastelería y los panellets conquistando con sus colores …Estas son algunas de las pistas que deja esta fiesta en nuestro entorno. ¡Disfruta de La Castañada!

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. ACEPTAR

Aviso de cookies