Las comidas de Navidad son una de esas tradiciones imperdibles que disfrutamos año tras año. Nos reunimos con la familia y los amigos para disfrutar de una jornada repleta de recetas exquisitas aptas para todo tipo de paladares.

Y es que siempre tenemos muchas expectativas puestas en estas comidas. Los mejores recuerdos y las mejores conversaciones siempre se mejoran acompañadas de los platos más deliciosos que nos podamos imaginar.

Sin embargo, muchas veces dudamos sobre qué comida preparar a nuestros invitados. ¿Hacemos algo tradicional o intentamos elaborar un plato más arriesgado? A menudo, nos coartamos a nosotros mismos por miedo a fallar o a que nuestro plato no esté tan bueno como nos imaginábamos.

Es por eso que, desde Cocina Selecta, hemos decidido elaborar este artículo, con el fin de poder abrir un nuevo abanico de posibilidades que, sin duda alguna, están siempre a nuestro alcance. No hace falta elaborar un plato exótico o extraño, solamente con algunas ideas frescas podemos innovar en nuestra comida o cena navideña.

Estos son algunos platos que pueden llegar a condimentar a la perfección nuestra Navidad, casando con las tradicionales sopas o carnes y dotando a nuestra mesa de nuevas recetas que sorprenderán a nuestros comensales.

Entrantes

E

Bombones de todo tipo

A menudo relacionamos este plato con el chocolate o ingredientes de lo más dulces. Pero, al contrario, de lo que nos podamos imaginar, se pueden hacer combinaciones de todo tipo para hacer que platos salados luzcan genial como entrantes.

Intenta rellenar unas bolitas de jamón con queso gorgonzola; un rato en la nevera para que se enfríen y ya tendrás tus deliciosos bombones para los entrantes. ¡Puedes probarlo con todo tipo de ingredientes!

E

Croquetas sabrosas

Un verdadero clásico, pero a veces algo desaprovechado durante nuestras comidas de Navidad. Y es que las croquetas nos ofrecen un abanico de posibilidades realmente interesante; las podemos combinar con carne o pescado y se pueden hacer en cantidades relativamente grandes. Es uno de los platos ideales para colocar en el centro de la mesa para el picoteo generalizado.

E

Ensaladas navideñas

Olvídate de las ensaladas que consisten en lechuga, tomate y aceite. Podemos condimentar nuestras ensaladas con todo tipo de frutas, legumbres o mariscos para que resulten realmente atractivas tanto a la vista como al paladar. ¡Y además son sanas!

E

Cócteles coloridos

Cada vez más elaborados, los cócteles de marisco son un pequeño entrante verdaderamente efectivo. Sus sabores son intensos, y no llegan a llenar en demasía como para afectar a los platos principales. Además, tienen unos colores muy bonitos y efectivos encima de la mesa.

E

Embutidos deliciosos

Los embutidos son un seguro de vida. Nada más efectivo que un buen jamón o chorizo para condimentar a la perfección nuestros entrantes. Combínalos con tostadas, queso o foie. ¡Verás como vuelan!

Platos principales

E

Arroces

Las paellas o el rissotto no son nada habituales en las comidas de Navidad, pero pueden funcionar realmente bien en estas fechas tan señaladas. ¿Porqué limitar ciertos platos a unas fechas determinadas del año? El marisco es algo típico de la Navidad, por lo que una paella puede resultar ser un plato delicioso como pocos.

E

Carne

Aquí llegamos a uno de los puntos más extensos de nuestro menú. El apartado de carnes es verdaderamente inacabable. Desde solomillos a entrecots, condimentados con salsas, setas o verduras, podemos tener una cantidad muy extensa de carnes que elaboren el plato principal de nuestras comidas.

E

Pescado

La otra faceta de las comidas de Navidad. El salmón, las sardinas, la merluza… ¿cuántos tipos de pescado se nos vienen a la cabeza? Al igual las carnes, debemos elaborar un plato que sacie el hambre de los comensales y resulte verdaderamente delicioso. Como bien hemos dicho, las posibilidades son muchas…

E

Cremas

Algo más comedido que la carne o el pescado, pero realmente efectivo si buscamos algo más saludable. Las cremas de verduras pueden estar deliciosas si las condimentamos debidamente. Su calor transmitirá un ambiente realmente navideño y, además, contribuirá que no nos pasemos con las calorías.

E

Canelones

Los canelones, al igual que las croquetas, permiten una amplia gama de sabores que nos dejará elegir a nuestro gusto. Carne o pescado, podemos rellenar nuestra pasta de canelones como queramos. Un plato realmente típico que puede funcionar muy bien durante nuestras comidas navideñas.

Postres y bebidas

Más allá de los tradicionales postres navideños, podemos finalizar nuestra particular comida o cena con otros postres que salgan de lo previsible y sorprendan a todo aquel que los pruebe. Y es que es evidente que los turrones o los polvorones son postres típicamente navideños que no pueden faltar en la mesa, pero no por ello tenemos que limitarnos a lo preestablecido.

Prueba con una tarta, una gelatina, trufas o incluso buñuelos de viento de lo más deliciosos. Todos estos postres pueden hacer que nuestra comida o cena navideña tenga un final dulce de lo más agradable.

En el apartado de bebidas, nos decantaremos por lo clásico. ¿Qué mejor que un buen vino o cava de la mejor selección?

Pese a que a veces las mejores bebidas pueden salirse de nuestro presupuesto, nos podemos encontrar con chollos realmente baratos en nuestros supermercados de confianza. Dependiendo de nuestra capacidad económica, podemos llegar a encontrar bebidas de lo más exquisitas a precios realmente razonables.

Y así sería nuestra comida de Navidad, un compendio de ideas nuevas e ideas tradicionales que pueden hacer que el resultado final sea verdaderamente delicioso. No nos estanquemos en las recetas de siempre e intentemos innovar cada vez que tengamos la ocasión. ¡Buen provecho!

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. ACEPTAR

Aviso de cookies