Hacer deporte aporta al músculo el estímulo necesario para desarrollarse, pero esto es sólo una parte del proceso. Después viene la recuperación, que es el momento en que realmente se desarrolla la masa muscular, a la vez que se recupera para la siguiente sesión de ejercicio.

Para realizar un buen entrenamiento, no debemos acudir a él sin haber tomado los alimentos necesarios para no sentir fatiga. Un error frecuente, sobre todo entre los que entrenan por la mañana, es saltarse el desayuno y, simplemente, comer algo después.

Para sacar partido a vuestro entrenamiento lo ideal es comer algo de 30 a 60 minutos antes de empezar a hacer ejercicio. Algunos platos que os proponemos para que no os entre la fatiga son: un yogur desnatada con trozos de fruta y cereales; un café con leche y un mini sándwich de queso fresco y jamón; un batido con leche desnatada y frutas con cereales; un zumo de frutas, un mini sándwich y un puñado de nueces.

avena-con-nueces-y-fruta-800x533

Hoy en Cocina Selecta os traemos una lista de los alimentos que favorecen la recuperación del cuerpo después de ejercitar los músculos: nueces, almendras, fruta, queso, jamón, cereales, leche y yogur. Lo ideal es no consumir alimentos grasos, pero es normal que podamos tener alguna tentación, aunque siempre podemos escoger alimentos bajos en azúcares y grasas. Es necesario tener una buena nutrición para conseguir los objetivos establecidos.

Cabe destacar que es fundamental beber mucha agua durante y después de hacer deporte para recuperar las pérdidas de hidratación.

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. ACEPTAR

Aviso de cookies