Las cocinas exteriores son una opción perfecta para pasar bonitas mañanas culinarias bajo el sol o noches de ensueño a la luz de la luna. Cocinar en nuestro jardín o terraza es una posibilidad a la alcance de nuestra mano. ¿Te apetecería probarlo?

Y es que preparar algunos platos al aire libre o refrescarse con una bonita piscina al lado son costumbres que no tienen porqué estar fuera de nuestro alcance. Hoy en día, un pequeño jardín puede ser la localización perfecta para que podamos instalar la cocina exterior de nuestros sueños.

Aunque el verano puede quedarnos algo lejos a estas alturas de otoño, siempre es de recibo poder tener presentes posibles reformas que podamos realizar con tiempo de sobras. Y es que, antes que nos demos cuenta, tendremos el calor encima y desearemos poder realizar esas comidas en el exterior que tanto nos gustan durante el verano.

Es por eso que, a continuación, os propondremos un seguido de posibilidades para hacer que tu cocina exterior luzca como nunca. Olvídate del estrés y relájate en tu nueva cocina. Verás que, con el tiempo, la inversión ha sido más que necesaria.

Las mejores cocinas exteriores

Lo primero que tenemos que tener claro es que, por pocas que parezcan, las posibilidades que podemos escoger son casi infinitas. Evidentemente, hay diseños mucho más cuidados que otros, pero no por ello tenemos que dejar de buscar nuestro propio diseño ideal.

¿Qué es lo que preferimos? ¿Una cocina totalmente exterior o un espacio que se sitúe tanto dentro como fuera de nuestra casa? ¿Queremos preparar todo tipo de comidas al aire libre o, por el contrario, preferimos centrar nuestras comidas exteriores a ciertos cócteles o barbacoas?

E

Cocinas abiertas

Instalar una cocina completa en el exterior de nuestra casa es posible. Si podemos incluir la ventilación y las condiciones necesarias para la cocina, podemos ser capaces de instalar un cocina completa en el jardín o terraza de nuestra casa.

Esta opción es ideal para quienes no se cansen nunca del exterior y a quienes les encante cocinar fuera de su casa.

E

Cocinas intermedias

Si nos encanta poder cocinar en el exterior pero, sin embargo, pensamos que no siempre vamos a poder hacerlo, podemos tratar de instalar una cocina que se sitúe tanto dentro como fuera de nuestra casa.

A partir de ventanas o puertas correderas, podemos hacer que nuestra cocina conecte tanto el interior como el exterior de nuestra casa, y así poder adaptarnos a las necesidades de cada época del año.

E

Cocinas estacionales

Esta es la opción perfecta si solo vamos a querer nuestra cocina exterior durante una época determinada del año.

Instalar un mobiliario que durante el verano nos sirva para hacer barbacoas y, durante el invierno, pueda albergar todo tipo de platos o utensilios de jardín, es una de las opciones más usadas para quienes no quieran renunciar a nada.

Cocina en el jardín

Probablemente esta será una de las opciones más escogidas de entre todas las que te hemos propuesto. Nuestras casas en el pueblo o nuestras residencias diarias pueden tener espacios que tienen la suficiente capacidad como para ser muchísimo mejor aprovechados.

La opción más obvia es instalar una barbacoa en algún lugar de nuestro jardín. Así, y en un espacio verdaderamente reducido, tendremos la posibilidad de realizar algunas comidas tanto en invierno como en verano. Si tenemos algo más de sitio, podemos colocar algún tipo de mobiliario para cortar la carne o aliñar cualquier tipo de ensalada.

Si preferimos algo más extenso, siempre tenemos la opción de colocar alguna barra para la bebida al lado de las mesas principales o, porqué no, una cocina completa (siempre bien ventilada) en alguno de los rincones de nuestro jardín.

Tu cocina en la terraza

Si tenemos una terraza lo suficientemente ancha podemos animarnos a colocar algunos elementos de nuestra cocina allí mismo. Así, podremos disfrutar de nuestros ratos culinarios en el exterior siempre que queramos.

Como hemos dicho con anterioridad, todo dependerá del espacio que tengamos y de las posibilidades que tengamos a nuestro alcance. Pese a ello, siempre podemos esforzarnos para que el resultado sea el mejor posible en todas y cada una de las ocasiones.

Instalar una mesa para bebidas y una barra para cocinar algunos platos no nos requerirá de demasiado espacio, mientras que una plancha o una barbacoa pueden ser elementos de muy fácil uso que quepan sin ningún tipo de problemas en la terraza.

A diferencia del jardín, no tendremos porqué preocuparnos de nuestras plantas o de los elementos decorativos que tengamos allí. Lo único que deberá preocuparnos algo más serán los olores, pues tendremos que tener en cuenta nuestros vecinos para que las molestias sean las menores posibles.

¿Y tú? ¿Qué tipo de cocina exterior prefieres? ¿Te gusta cocinar al aire libre? Esperemos haberte ayudado y animado a dar el paso definitivo para gozar de la cocina de tus sueños.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. ACEPTAR

Aviso de cookies