calzone

El calzone es una especialidad de la cocina italiana originaria de Nápoles, un derivado de la pizza napolitana y de la focaccia barese.

Elaborada de forma similar a la pizza en un horno pero completamente cerrado por una masa, suele estar relleno de queso (generalmente mozzarella y ricotta). El calzone italiano tiene muchas formas diferentes de prepararse, sin embargo es un plato delicioso que siempre gusta a pequeños y mayores.

¿Qué ingredientes necesito para hacer una calzone?

Para la masa:

  • 500 gr harina
  • 1 cucharada de azúcar
  • 1 cucharada de levadura seco
  • 1 cucharadita de sal
  • 1 ½ cucharada de aceite de oliva
  • 235 ml agua tibia

Para el relleno:

  • 200 gr queso ricotta
  • 85 gr queso mozzarella
  • 2 cucharadas de queso parmesano rallado
  • 85 gr de jamón en cubos
  • 2 cucharaditas de Perejil
  • Pimienta Negra Molida
  • Sal al gusto

 

Preparación de la calzone italiana

Para elaborar la masa mezclamos por un lado la mitad de la harina, el azúcar, la sal  y la levadura, dejamos reposar. Posteriormente  calentamos el agua con el aceite en una olla sin dejar  que hierva, retiramos y añadimos la mezcla de harina.  Hacemos una masa uniforme y blanda, pero sin dejar que se pegue. Si es necesario echamos más harina hasta que tenga la consistencia deseada. Dejamos reposar la masa durante 30 minutos

Para preparar el relleno mezclamos en un bol el jamón con los quesos,  el perejil y un poco de pimienta negra. Sazonamos al gusto. Divide la masa en 4 trozos similares, no hace falta que sean exactamente igual, solo aproximado. Damos forma de disco a cada una de las partes de la masa, planas y con un grosor que no sobrepase el centímetro.

Pincelamos los bordes de la masa con agua y  ponemos el relleno de queso y jamón en dos de los discos, ya que son la parte inferior de nuestros calzones. A continuación ponemos las otra dos partes de la masa por encima del rellano y sellamos, podemos hacerlo con la mano o ayudarnos de un tenedor. Hacemos orificios en el calzone con algo punzante.

Calentamos el horno a 200º y colocamos los calzones en una bandeja con una base de mantequilla, para así no pegarse. Dejamos los calzones 30 minutos en el horno hasta que veamos que la masa está dorada.

¡Ya tenemos una calzone lista para servir!

 

calzone2

0/5 (0 Reviews)

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. ACEPTAR

Aviso de cookies